Seleccionar página

AUTO TRANSFUSION INTRAOPERATORIA

La autotransfusión intraoperatoria (ATI), consiste en la recuperación, anticoagulación, lavado, concentración y reinfusión de la sangre vertida al campo quirúrgico mediante la utilización de un dispositivo conocido como cell-saver (recuperador de células) o autotransfusor, para ser utilizada durante la intervención o en el post operatorio inmediato.

Cuando el sangrado es muy abundante también puede reinfundirse sangre filtrada no lavada a gran velocidad, denominándose esta técnica autotransfusión intraoperatoria inmediata (ATII)

La implantación de estos sistemas como una rutina más en determinadas cirugías programadas o urgentes ha permitido reducir o evitar la transfusión homóloga en muchos pacientes. Probablemente en casos de pérdida masiva de sangre ha sido el mejor método para controlar la hipovolemia y anemia intraoperatoria.

Menu