Los bebes prematuros son aquellos niños que nacen antes de la semana 37 de embarazo. Si tu bebé nace antes de la semana 32 de embarazo, sería considerado grande prematuro.

Puesto que no han finalizado su desarrollo, ambos tipos tendrán que permanecer en la incubadora hasta cumplir 40 semanas de vida para terminar de desarrollar sus órganos.

Pasado el tiempo y durante los siguientes dos años de vida, tu hijo desarrollará de forma más lenta que un bebé nacido a término. Una vez superado ese tiempo, los prematuros crecen sin problemas, por lo que no te obsesiones con el tema.

Lo más difícil son los primeros días de vida, pero una vez superados, los bebés prematuros tienden a crecer sin problemas. Por eso toda madre o padre de bebés prematuros debe tratar a sus hijos con normalidad, simplemente siendo conscientes de que tienen un ritmo de crecimiento más lento y por ello no deben hacer comparaciones con otros bebés. Durante estos 2 años, tanto los padres como el médico deberán valorar su desarrollo en base a su edad corregida.

¿Qué es edad corregida, y como se desarrolla?

Algo importante que las madres y los padres de bebés prematuros deben conocer es el término “edad corregida”. Durante los 2 primeros años de vida de un bebé prematuro, observaremos su desarrollo en relación con su edad corregida.

Para determinar la edad corregida, nos basamos en el hecho de que un embarazo normal dura hasta 40 semanas. De esta forma, si un bebé nace en la semana 34 de embarazo, 6 semanas antes de las 40 semanas, entonces se deberá corregir la edad. Cuando cumpla 10 semanas, tendrá 4 semanas en realidad. Aún así, esto no debe cambiar tu forma de celebrar el cumpleaños de tu hijo, prepara la fiesta de cumpleaños del bebé, en el día oficial que nació.

Desarrollo de un bebé prematuro:

Talla: La talla o altura de un bebé prematuro se calcula en base a su edad corregida hasta que cumpla los dos años de vida.  A partir del tercer año, el crecimiento de tu hijo se equipará al resto de niños. Mamá y papá, deben de medir al bebé tumbado y cada 3 meses.

Peso: Los niños prematuros tienen bajo peso al nacer, por debajo de los 2.5kg. Es normal que sus primeros días de vida pierda aún más peso, pero poco a poco lo recuperará. Aún así, tu hijo aumentará de peso más lento que un bebé término. Debería aumentar una media de 20 gramos al día.

Sueño: Un niño prematuro duerme más horas al día que un bebé nacido a término, pero, por otro lado, se despiertan con más frecuencia.

Para reducir el síndrome de muerte súbita debes de dormir al bebé prematuro boca arriba, con la cabeza girada ala izquierda y sin cojines a su alrededor.

Alimentación: La lactancia materna ocupa un papel esencial en el desarrollo de los bebés prematuros. Es posible que en un comienzo no se le puede dar el pecho al bebé directamente. Debido a su inmadurez, la madre deberá extraer la leche materna y administrársela al bebé por sonda o con biberón. En cuanto a la alimentación contemporánea, debes introducir sus primeros alimentos sólidos a la edad de 6 meses desde su edad corregida.

Vacunas: Las vacunas en los bebés prematuros deben comenzar a los dos meses de vida, igual que en los bebés nacidos a término. Esto quiere decir, que su calendario de vacunación va conforme a su edad, no su edad corregida.

Motricidad: La mayoría de bebés, prematuros lograrán un desarrollo psicomotor adecuando, aunque a un ritmo más lento que el resto de bebés. Para ayudarles, es recomendable que pongamos en práctica los ejercicios de estimulación temprana. En este caso, también deberás tener en cuenta su edad corregida. Por ejemplo, será alrededor de los 8 meses cuando un bebé prematuro consiga gatear por primera vez, a los 11 meses cuando consiga mantenerse de pie por si solo y a los 15 meses cuando el bebé de sus primeros pasos.

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?