Diferenciar un ataque de pánico de un infarto es bastante difícil, pero es muy importante aprender a distinguirlos porque nuestra propia vida puede llegar a depender de ello.

Muchas veces los síntomas de pánico son muy parecidos a los de un problema cardiaco.

 

Te ayudamos con 4 consejos para que puedas diferenciarlos.

 Primer síntoma: “Dolor de pecho”.

Ante el ataque cardiaco el dolor no tiene por qué estar presente necesariamente, si lo está, se describe como una opresión en el pecho, se localiza en el pecho, brazo izquierdo, espalda y cuello. No empeora por el tipo de respiración que tengamos en ese momento, ni tampoco si presionamos el pecho, y ese dolor dura más de 10 minutos.

Cuando tenemos un ataque de pánico, cualquier dolor que tengamos se suele describir como agudo, se suele localizar en el pecho. La respiración, es decir, “La hiperventilación” sí que va a empeorar el síntoma y el dolor, su máximo esplendor lo va a alcanzar entre los cinco y diez minutos, después va a disminuir.

Segundo síntoma; “El hormigueo”.

En el ataque cardiaco se localiza en el brazo izquierdo en cambio en el ataque de pánico se puede localizar por todo el cuerpo en cualquier sitio o de forma generalizada.

Tercer síntoma: “Los vómitos”.

Cuando tenemos un ataque cardiaco si es frecuente que vomitemos, en cambio, en el ataque de pánico, no. Si son frecuentes las náuseas.

Cuarto síntoma: “La respiración”.

Un ataque al corazón no va a provocar que cambies tu ritmo de respiración ni que hiperventiles, pero si puede pasar que tengas un ataque al corazón y después el ataque de pánico y aquí sí que es cierto que en el ataque de pánico la respiración va a cambiar se va a hacer más superficial y vas a hiperventilar.

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?