Go to Top

Corazón Artificial

Corazón Artificial

Cada año, cerca de un millón de personas esperan por un trasplante de órgano, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero solo se realizan 120.000 operaciones. Ante ese panorama, las alternativas para sustituir las funciones de órganos como el corazón se han incrementado en el mundo.

¿Qué es un corazón artificial?

El corazón artificial es una prótesis que se implanta en el cuerpo para reemplazar al corazón biológico. Es distinto de una máquina de bypass cardiopulmonar (CPB), que es un dispositivo externo utilizado para proveer las funciones del corazón y los pulmones. El CPB oxigena la sangre, y por lo tanto no es preciso se encuentre conectado a ambos circuitos sanguíneos. Además, un CPB es adecuado para ser utilizado solo durante algunas pocas horas, mientras que se han utilizado corazones artificiales por períodos que exceden los 10 años de uso.  Este sistema de asistencia ventricular, denominado HeartWare, sustituye las funciones del corazón mientras se espera un trasplante.

Los pacientes que necesitan este tipo de trasplante sufren de insuficiencia cardíaca crónica, un mal que hace que el corazón deje de circular la sangre por el cuerpo con la fuerza necesaria. Esto provoca severos problemas secundarios. Al no responder a ningún tratamiento, los afectados solo tienen la opción de esperar un nuevo corazón. Es por eso que los que no llegan a conseguir un donante tienen esta nueva oportunidad, la de un corazón artificial.

¿Se puede vivir con este corazón ?

A diferencia de lo que muchos creen, las personas pueden vivir su vida de forma tranquila con este corazón artificial, incluso existen casos en los que han vivido por más de 12 años después de realizados el trasplante y siguen vivos hasta la fecha. “Antes solo se tenían los corazones externos, que podían funcionar por un máximo de 45 días, luego de este tiempo ya no había otra alternativa. Pero con el corazón interno, el paciente puede hacer su vida normal sin estar conectado a una gran máquina”, explicó a El Comercio Walter Mogrovejo.

Se espera que con este novedoso tratamiento, las personas puedan optar con mayor tranquilidad la larga espera que existe para un trasplante de corazón, realizando su vida y actividades de forma normal; sin tener que vivir preocupados por algún infarto o complicación.

 

Si te interesa conocer un poco más, te dejamos este video.

 

, , ,
%d bloggers like this: