Causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por un aumento de los niveles de glucosa en sangre por encima de los limites normales debido a un déficit de insulina (Diabetes tipo1), resistente a la insulina o ambos (Diabetes tipo2).

La diabetes tipo 1 se produce por un déficit de insulina causado por la destrucción de las células productoras de insulina a nivel pancreático.

Es un trastorno crónico en el cual el páncreas produce muy poca insulina o directamente no la produce.

La insulina:

La insulina es una hormona necesaria para permitir que el azúcar (la glucosa) ingrese a las células para producir energía.

Causas:

La diabetes es una enfermedad que afecta al modo en el que el organismo utiliza la glucosa, un azúcar que es la principal fuente de energía o “combustible” del cuerpo.

Tu cuerpo necesita glucosa para seguir funcionando.

Es así como debería de funcionar:

  • Comes
  • La glucosa procedente de los alimentos que ingieres ingresa en tu torrente sanguíneo.
  • Tu páncreas fabrica una hormona llamada insulina.
  • La insulina ayuda a la glucosa a entrar en las células de tu cuerpo.
  • Y, así, tu cuerpo obtiene la energía que necesita.

 

El páncreas en una glándula larga y plana, ubicada en la barriga, que ayuda al cuerpo a digerir los alimentos. También fabrica insulina.

La insulina es como una llave que abre las puertas para acceder a las células del cuerpo. Y permite que la glucosa ingrese en su interior. Entonces, la glucosa puede pasar de la sangre al interior de las células.

Pero, cuando alguien padece de una diabetes, el organismo no fabrica insulina o bien la insulina que fabrica no funciona como debería funcionar.

La glucosa no es capaz de penetrar en las células debido a la falta de insulina y comienza a acumularse en la sangre, ocasionando la hiperglucemia.

 

Síntomas:

Los signos y síntomas de la diabetes tipo 1 pueden aparecer de forma relativamente repentina y comprender lo siguiente:

  • Aumento de la sed.
  • Necesidad de orinar a menudo.
  • Hambre extrema.
  • Incontinencia urinaria.
  • Fatiga y debilidad.
  • Visión borrosa.
  • Adelgazamiento no intencional.
  • Irritabilidad y cambios de humor.

 

Diagnóstico:

Es necesario saber, a lo largo del día, cómo están los niveles de glucosa y cuerpos cetónicos del niño.

Para prevenir situaciones de hipoglucemia, hipoglucemia, y cetoacidosis diabética.

Existen medidores que analizan tanto la glucosa como los cuerpos cetónicos (BOHB) en sangre.

Los valores objetivos para el control de glucosa de los niños con diabetes son:

Glucosa

Antes de comer: 90-130mg/dL

A la hora de dormir 90-150mg/dL

 

Tratamiento:

En comparación con los demás niños, los niños con una diabetes tipo 1 tienen que prestar un poco más de atención a lo que comen y a lo que hacen.

-Necesitan inyectarse insulina de la manera en la que se le indico.

-Seguir una dieta sana y balanceada e ingerir hidratos de carbono de una manera exacta.

-Medir su concentración de azúcar en sangre de la manera que se le indico.

-Hacer ejercicio con regularidad.

 

Los niños con diabetes tendrán que hacer algunas cosas a veces, deben comer una porción pequeña de alimentos en el intervalo entre comidas cuando hagan un viaje largo con la escuela, o tal vez deban levantarse más temprano que sus amigos cuando se queden a dormir en casa de otra persona para inyectarse la insulina y desayunar a fin de mantener sus concentraciones de azúcar en sangre bajo control.

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?