Go to Top

Máquina ayuda a la recuperación del corazón y el pulmón dañados

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en nuestro país. Entre las investigaciones para reducir esos altos niveles de mortandad está el desarrollo de aparatos tecnológicos. Nuestro país ya cuenta con un moderno equipo de oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO), conocido también como corazón-pulmón artificial, con el que se espera tener buenos resultados.

“Se trata de una máquina externa de alta tecnología que funciona como soporte de la función respiratoria y circulatoria del paciente, con la cual se buscará reducir las estadísticas de muertes producto de males del corazón. En el mundo ya se viene empleando este equipo, con el cual se han salvado varias vidas”, explicó a El Comercio el doctor Walter Mogrovejo Ramos, director del Instituto Neurocardiovascular de las Américas (INCA), que ya usa este aparato.

No es un dispositivo que mejore la función cardíaca, pero sí la mantiene hasta que el corazón o el pulmón dañados comiencen a recuperarse. “El equipo reemplaza transitoriamente y en forma efectiva las funciones de estos órganos vitales”, detalló el cardiólogo.

Según refirió el experto, con esta tecnología los índices de muertes por infartos deberían descender. “El corazón-pulmón artificial posibilita dos caminos: que la persona se recupere en unos días o que en un período máximo de tres semanas se busque un donante para hacer el trasplante cardíaco respectivo”, precisó.

Tras una serie de experiencias médicas, el implante ahora se realiza a través de la ingle, a la altura de los vasos femorales; un acceso más cómodo y menos invasivo, indicó Mogrovejo.

El experto recordó que cuanto más rápido se traslade al paciente con afecciones severas del corazón a centros de alta especialización, mejores serán los resultados. “No hay que esperar estabilizar al paciente solo con medicamentos, hay que recurrir siempre a la alta tecnología”, añadió.

Este dispositivo no solo servirá para atender males cardíacos, sino además situaciones de daño pulmonar severo causado por el virus de la gripe AH1N1, así como también después de una compleja cirugía cardíaca.

“El corazón-pulmón artificial se puede usar en casos de males por politransfundidos con sangre, en pacientes neonatos que nacen con una hernia diafragmática o que tengan problemas pulmonares o congénitas del corazón”, sugirió.

A cambiar los malos hábitos Edith Chávez, cardióloga de la clínica San Pablo, comentó que la incidencia de males cardíacos en nuestro país sigue siendo alta: “Después de los accidentes automovilísticos, la causa principal de muerte en el Perú son las enfermedades cardiovasculares”.

Refirió que los adultos se enferman más de obstrucciones arteriales, que terminan en infarto cardíaco; en tanto que los jóvenes tienen otro tipo de males. “Cuando hablamos del corazón básicamente en niños y adolescentes predominan la fiebre reumática y las cardiopatías congénitas”, señaló.

La especialista instó a corregir de una vez por todas nuestros estilos de vida. “Debemos tener una alimentación adecuada, en la que abunden el pescado, las verduras y las frutas. Hay que hacer ejercicios en forma continua. Hacer por lo menos caminatas de una hora diaria unas cinco veces por semana”, recomendó la doctora Edith Chávez.