Las palpitaciones son un síntoma bastante frecuente de consulta médica y están definidas como la percepción, a menudo molesta o incomoda, que el paciente nota del latido cardiaco. Habitualmente son benignas.

El 90% o más de las palpitaciones tienen su causa en unos factores que llamamos “Excitantes”.

Es decir, todo aquello que acelera el ritmo cardiaco y su frecuencia: tabaco, café, té rojo y té negro, alcohol a dosis muy altas… Pero hoy en día la pandemia de las palpitaciones es el estrés. El estrés laboral primero y, después el estrés familiar.

La mayoría de las veces no hace falta hacer un tratamiento específico. Por ejemplo:

Hay gente que dice: ¿Tomo café?

Sí. Pero una cosa es un café o dos y otra cosa es tomarse una considerable cantidad de café al día. Entonces, si éste es el caso, disminuyendo el consumo de café, las palpitaciones acostumbran a desaparecer.

Por lo tanto, si sabemos qué excitantes son los que nos precipitan, haciendo una reducción ya lo tenemos resuelto.

La inmensa mayoría, son muy toleradas, son aisladas y esporádicas. Tienen un inicio y un final gradual y se toleran muy bien. La frecuencia cardíaca, la taquicardización, a veces, de las palpitaciones, no es muy alta. En definitiva, la mayoría de veces el paciente no se tiene que preocupar en este sentido.

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?