Tras pasar por la enfermedad de la Covid-19 muchos hemos sufrido secuelas de ello, cómo: Pérdida de olfato, perdida de gusto y en algunas ocasiones dolores musculares.

La pérdida de gusto y olfato es uno de los síntomas del coronavirus, según la Organización Mundial de la Salud, cada 4 de 10 pacientes suele padecerlo.

Por el momento, no se sabe de forma exacta cuánto tiempo dura la pérdida de gusto y olfato por coronavirus. Según un estudio publicado en JAMA Network, alrededor del 80 por ciento de los pacientes recupera el olfato y el gusto de forma espontánea a las cuatro semanas. Sin embargo, hay pacientes que padecen anosmia durante meses, quedándose como una secuela permanente del Covid-19.  

La Anosmia

La anosmia aparece con mayor frecuencia en la primera semana de la enfermedad y este puede prolongarse hasta mucho después de haberla adquirido.

 Aunque la causa todavía no está clara, esta podría estar mediada por una obstrucción inflamatoria de las hendiduras olfatorias o por infección directa en la mucosa olfatoria, provocando destrucción de las neuronas sensoriales olfativas. De ser así la recuperación sería más lenta y habría mayor probabilidad de que la pérdida olfatoria sea más prolongada, pudiendo incluso quedar un déficit permanente residual.

La Hiposmia

En cuanto a la alteración del gusto, se han planteado diversas hipótesis. Una es que se puede alterar las células y circuitos involucrados en el procesamiento quimiosensorial de las células de las papilas gustativas y otra es que el principal componente de la ageusia es la propia alteración del olfato, lo cual impide la elaboración de la sensación subjetiva que se denomina sabor.

Tratamiento para poder recuperar el gusto y el olfato.

Si bien, aún no existe total claridad sobre la causa de estos síntomas, se han estudiado tratamientos como: estimular los sentidos olfativos con algunos olores como la esencia de vainilla, rosas, eucalipto y limón o clavo de olor. La clave esta en olerlos por lo menos durante 20 segundos, tres veces al día y por lo menos 12 semanas o hasta 24.

Para recuperar el gusto es de mucha importancia la higiene bucal, porque la placa bacteriana puede alterar la percepción de gusto.

Ya en el tema práctico, usar bebidas naturales, especialmente los cítricos (naranja, mandarina, limón), que son muy intensos. Y no beberlos directamente, sino con un gotero o una cuchara de té, soltar pequeñas cantidades en la lengua, retenerlo, saborearlo, como si se tratara de un catador de vinos, antes de pasarlo.

Si eres alérgico a los cítricos, se podrá usar café líquido, y al igual que los cítricos, también dejar caer gotitas, para saborearlo, degustarlo lentamente. 

El contenido anterior únicamente tiene carácter educativo e informativo y ha sido desarrollado con fuentes médicas confiables. Si te sientes identificado con algún síntoma, término médico descrito o eres un paciente, te recomendamos consultar a tu médico. 

Recuerda que en Clínica Del Inca contamos con especialistas capacitados a tu servicio.

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?