Seleccionar página

DEL PRIMER AL CUARTO MES DE EMBARAZO

Primer mes de embarazo

El primer mes puedes sentir cambios muy sutiles que se pueden confundir con síntomas pre menstruales como congestión mamaria y sensación de peso en la pelvis.
En ocasiones puedes tener un cambio en tus sentidos del olfato y gusto prefiriendo u odiando olores o comidas que antes no lo hacías.

Tu sospecha más formal de embarazo ocurre con la ausencia de regla. Si esto ocurre, puedes realizar un test de embarazo o contactar a tu ginecólogo.

Es importante mencionar que en ocasiones un sangrado algo escaso y atípico puede ocurrir en un embarazo (sangrado de la implantación) en la fecha cercana a la esperada para la regla. Se diferencia de una regla justamente en ser diferente, habitualmente escasa y de color oscuro o café, en comparación con tu regla habitual.

Las náuseas y vómitos pueden aparecer hacia el final del primer mes para lo que debes fraccionar tus alimentos generando mayor número de comidas pero con menor volumen por vez; lo mismo ocurre con los líquidos. Si aun así, las molestias continúan, es bueno contactar con su ginecólogo.

Tu hijo (a) está en su período inicial de embriogénesis que va desde el óvulo fecundado que se divide en múltiples células, las que se van especializando en formar cada tejido del cuerpo. Es un ciclo muy importante porque es aquí donde ocurre la mayoría de los problemas -muchas veces graves- en el desarrollo que lleven a una malformación.

Tu alimentación debe ser saludable y, cuando sepas de la posibilidad de embarazo, coméntalo con tu médico en caso de requerir algún fármaco. Lo mismo va en el consumo de alcohol y tabaco.

Desde el punto de vista médico, a las 5 semanas desde la última regla o tercera de embarazo real (por cuanto la fecundación suele ocurrir más o menos 14 días después de la regla) tu ginecólogo puede ver un saco adentro del útero por ecografía transvaginal. De todas formas al inicio se verá sólo el saco, sin embrión aún.

La visualización del embrión ya es posible desde el final de la semana 5 o el inicio de la semana 6, y los latidos del corazón visibles en la ecografía son habitualmente después de la semana 6.

Segundo mes de embarazo

Los síntomas previos pueden ser más evidentes, en especial la congestión mamaria que puede llegar a ser incómoda. Además, algunas mujeres comienzan con las desagradables náuseas y eventualmente vómitos, requiriendo disminuir el volumen de cada comida. Esto, pese a que pueden desarrollar un particular apetito por algunos alimentos que le son poco habituales.

El tubo digestivo puede, además, presentar algunas alteraciones como reflujo, distensión abdominal y constipación. Para quienes no tengan síntomas digestivos deben tener precaución con el consumo de alimentos para evitar alzas de peso por sobre lo deseable.

Puedes sentirte resfriada por el cansancio general y las ganas de dormir, pero sin coriza ni tos.

Este mes es el período ideal para acudir a tu ginecólogo donde se confirmará el embarazo y te solicitará los exámenes habituales.

Tu bebe aún es un embrión que parte siendo de unos pocos milímetros a inicio de este ciclo, hasta unos 15 mm. El aspecto en la ecografía irá desde un punto blanco hasta un embrión donde se distinguen dos porciones, una que originara la cabeza y otra el resto del cuerpo donde destacan los latidos del corazón.

Tercer mes de embarazo

La congestión mamaria ya puede ser incómoda e incluso motivar a un cambio de sostén. Puedes ver algunos cambios en tu piel como pigmentación del pezón y aparición de unos puntitos llamados corpúsculos de Montgomery.

Además, puedes notar la pigmentación de la línea media infra umbilical denominada línea parda, así como mayor pigmentación de pecas y manchas en la piel. Puedes sentir un sutil aumento de volumen por sobre el pubis. En general, sentirás que la ropa te queda justa.

Luego de las doce semanas deja de ser un embrión para llamarse oficialmente feto. A esta fecha ya tiene clara forma humana reconocible con cabeza, extremidades, columna, etc.

Al final de este período corresponde la ecografía 11 – 14 una de las mas importantes de todo el embarazo. Esta ecografía permite ver el riesgo de alteración de los cromosomas como síndrome de Down, anatomía de estructuras mayores y, en ocasiones, predicción de sexo.

Cuarto mes de embarazo

Ya comenzamos el segundo trimestre, para muchas el mejor período del embarazo. Aquí tienden a desaparecer las náuseas y síntomas poco específicos del primer trimestre.

Las mamas se “estabilizan”. Sin embargo, los cambios de pigmentación pueden ser más notorios. Puedes ver señales de vasodilatación, como pequeñas venitas en las mamas u otros signos como facilidad para el sangrado de nariz, en especial en verano.

Como el cuerpo ya se va modificando para tomar “forma de embarazo”, empezarás a tener más tejido adiposo en las caderas. Además, es posible que tu columna, en especial la región sacra,  comience a molestar o francamente, llegues a tener lumbago.

Como pasan las náuseas, debes tener cuidado con el peso que puede dispararse. Por mientras, aquí empieza a notarse un pequeño bultito sobre el pubis que es el útero que sale de la pelvis.

Tu hijo (a) ya mide unos 10 cm de cabeza a cola y se moverá libremente en la cavidad uterina. A esta altura sus órganos ya están formados y queda completar su desarrollo en crecimiento y maduración funcional hasta completar el embarazo.

Menu