La enfermedad diabética del ojo se refiere a un grupo de problemas en el ojo que pueden ocurrir como resultado de la diabetes.

La retinopatía diabética es la complicación de la diabetes mellitus que se produce cuando esta enfermedad afecta al fondo del ojo, es decir, la retina.

En esta situación los pequeños vasos sanguíneos de la retina se alteran, produciéndose un aumento de la permeabilidad, es decir, la salida de líquidos y proteínas de estos vasos que se depositan en el tejido de la retina; produciéndose también hemorragias en estas localizaciones y, por último, isquemia, que es el cierre de los vasos que pierden el riego sanguíneo.

La retinopatía diabética es una enfermedad muy frecuente en nuestro medio, ligado principalmente a la alta prevalencia de diabetes mellitus que tenemos. Sin embargo, esta presentación no es constante, sino que aumenta con los años de evolución de la enfermedad. De esta forma pacientes con más de 20 años de evolución de la diabetes mellitus tiene un riesgo de presentar retinopatía diabética superior al 70%.

Sin un diagnóstico y tratamiento, la enfermedad diabética del ojo puede causar pérdida de visión severa o incluso ceguera.

La retinopatía diabética es la enfermedad diabética del ojo más común y es la principal causa de ceguera en las personas que padecen de diabetes.

Síntomas

En algunas personas con retinopatía diabética los vasos sanguíneos de la retina pueden hincharse y gotear sangre. En otras personas que padecen de diabetes, nuevos vasos sanguíneos anormales crecen en la superficie de la retina.

Al principio, es posible que la retinopatía diabética no cause cambios en su visión. Pero con el tiempo la retinopatía diabética pueda empeorar.

El paciente, en la mayoría de los casos, no nota afectación hasta en estados más avanzados de la retinopatía diabética.

Uno de los síntomas principales es la pérdida de visión, pero en muchos casos puede ver manchas flotando en su visión, o puede notar que su visión en general se nubla.

En otros casos puede ser una pérdida brusca de la visión cuando estamos en estados más avanzados de la retinopatía diabética, en la forma proliferativa.

Los factores de riesgo de la retinopatía diabética los podemos dividir en aquellos que no son modificables como es la duración de la diabetes, y esto no es modificable, la edad o la predisposición genética que es inherente en cada paciente.

Pero si que hay toda una serie de factores modificables y estos son importantes incidir, como es el aumento del azúcar en la sangre, también es importante el control de la tensión arterial y otro riesgo importante es el aumento del colesterol y los triglicéridos en la sangre.

¿Se puede retrasar la aparición o prevenir las formas más graves de proliferación de la retinopatía diabética?

Sí, siempre llevando un buen control de la diabetes mellitus.

Es muy importante evitar el tabáquico, así como realizar los controles periódicos con el oftalmólogo u oftalmólogo de referencia.

Una persona con retinopatía diabética puede llevar una vida normal, pero siempre teniendo en cuenta los hábitos de vida y los cuidados que requiere una persona con diabetes.

En caso que la visión se vea más afectada, es de gran ayuda hacer rehabilitación con un especialista que le proporcionará las habilidades adecuadas para mejorar la calidad de vida.

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?