Seleccionar página

TRATAMIENTO DE VARICES

El tratamiento de las varices por radiofrecuencia: es una técnica endovascular, lo que significa que son de mínima invasión, sin embargo la diferencia principal es como se distribuye y controla la energía para el tratamiento de las várices.

En el láser, el catéter irradia una de luz el cual va fulgurando el vaso a tratar, lo que provoca una perdida térmica importante fuera del mismo, lo que puede ocasionar lesiones y complicaciones de forma más frecuente tales como quemadura de piel aéreas de hipo sensibilidad (adormecimiento), además de estar asociado a una tasa de mayor días de incapacidad.

Actualmente el consenso mundial en el Congreso internacional de Cirugía Endovascular a determinado que la Cirugía Endovascular para el tratamiento de reflujo venoso o insuficiencia venosa, así como el tratamiento de las redes varicosas secundarias a este, tiene mejores resultados utilizando la técnica con radiofrecuencia, la cual tiene un mejor control térmico sobre el área a tratar, lo que disminuye ampliamente las posibilidades de complicaciones; además de tener una tasa de éxito cercana al 100%, el tiempo de recuperación es muy corto (24 a 48 horas).

Es muy importante hacer notar que los equipos de última generación dan mayor seguridad al tratamiento y mejores resultados a corto y largo plazo; sin embrago la accesibilidad a los mismos es aún algo limitada.

En conclusión, los resultados del tratamiento con Radiofrecuencia tienen mejores resultados en comparativa con el láser esto debido a las posibilidades que ofrecen los equipos para el control térmico de la ablación así como la diminución de ser “operados dependiente” por lo que las posibilidades de error son mucho menores así como la gran disminución de posibles complicaciones disminuyéndolas casi a cero.

Operación de várices por radiofrecuencia, ¿qué es?

Este tipo de tratamiento para mejorar el aspecto de las várices consiste en utilizar energía láser para cerrar todas aquellas venas varicosas que puedan estar causando síntomas molestos y dolorosos al paciente. Es un procedimiento no invasivo, a diferencia de la safenectomía y la microcirugía

También es conocida como Ablación endovenosa y ayuda a aliviar síntomas que producen las várices como por ejemplo dolor y calambres, hinchazón e irritación en la piel. La operación por radiofrecuencia ha tenido mucho éxito desde hace algunos años debido a que no es tan invasiva como las cirugías convencionales, no deja cicatrices y la recuperación es rápida y sencilla.

Básicamente se introduce un electrodo de radiofrecuencia en el lugar donde se tratará la vena varicosa. El especialista procederá a aplicaren láser en el área, que se calentará y hará que el vaso sanguíneo se cierre, quedando la vena cauterizada por completo. Una vez que termine el procedimiento, la vena reducirá significativamente su tamaño y cicatrizará.

La radiofrecuencia disminuye ampliamente las posibilidades de complicaciones, este procedimiento suele durar aproximadamente una hora y tiene una tasa de éxito cercana al 100%, el tiempo de recuperación es muy corto (24 a 48 horas).

Cuidados después de la cirugía

Este es un procedimiento ambulatorio y uno de los que tiene mayores índices de recuperación rápida, por lo que no será necesaria la hospitalización, pero existen ciertas recomendaciones que el paciente debe tomar en cuenta para acelerar el proceso de recuperación:

  • En primer lugar, luego de una operación de várices por radiofrecuencia el paciente debe tomar los medicamentos recetados por el médico en el horario establecido y en la dosis respectiva.
  • Es recomendable que se evite realizar ejercicio de cualquier tipo, largas caminatas o levantar pesos hasta el momento que el médico así lo autorice
  • Para acelerar el proceso de recuperación luego de una operación con radiofrecuencia, es recomendable que el paciente mantenga las piernas en una posición elevada cuando esté en posición de reposo.
  • Evite estar mucho de tiempo de pié después de la operación.
  • Preste mucha atención a posibles síntomas de molestia, dolor o calambres, en caso de presentar alguno lo más recomendable es que acuda inmediatamente al médico.
  • Si su médico le indicó que utilizara medias de compresión, es recomendable que las utilice inmediatamente después de la cirugía. Le ayudarán a disminuir las molestias e incluso es recomendable que las use incluso meses después de la operación.

Av. 28 de Julio 1327

San Antonio

Miraflores

Lima - Perú

(01) 610 6666

(+51) 994 626 060
(+51) 994 625 120

informes@inca.org.pe

¿Tienes alguna consulta que hacernos?

Envianos un mensaje y te responderemos a la brevedad.

Menu