¿Qué son los tumores de hipófisis y cómo se desarrollan?

Los tumores de hipófisis son tumores benignos que nacen de células de las glándulas hipófisis. No se sabe al 100% el motivo por el cual se desarrollan ni en quién se desarrolla, pero básicamente tienen un crecimiento lento por su característica de benignidad y pueden producir o no producir hormonas.

La hipófisis es una glándula que esta situada en la silla turca, justo detrás de la nariz.

La hipófisis es una glándula que se encarga de coordinar todas las funciones endocrinas, recibe las distintas señales del cerebro y fabrica una serie de hormonas que van a estimular las distintas glándulas que tenemos en el cuerpo para producir las hormonas de nuestro organismo. Y también, fabrica una serie de hormonas que se van a encargar de tener una serie de funciones directas como, por ejemplo, ayudarnos a la lactancia, ayudar al parto o a regular el equilibrio del líquido en el cuerpo, o, incluso, nos regulará el crecimiento.

Tumores de hipófisis - Clínica del inca

Los tumores hipofisarios son tumores que están ubicados en la hipófisis. Mayoritariamente son adenomas hipofisarios, más del 95%, y son tumores que proceden de la celular hipófisis.

Estos adenomas hipofisarios se clasifican en función del tamaño, los podemos llamar microadenomas cuando su tamaño es inferior o igual a un centímetro o macrodomas cuando su tamaño es superior a un centímetro.

También los podemos clasificar en función de si fabrican o no hormonas. Si no fabrican las hormonas los consideramos adenomas no funcionantes. Si fabrican hormonas se van a clasificar en función de la hormona que están produciendo en exceso.

Es el tumor intracraneal más frecuente que nos encontramos y, a menudo, es un hallazgo casual a raíz de haberte hecho un TAC o una resonancia por otro motivo.

Podemos considerar que hasta 4 personas por cada 100.000 habitantes/año sería la incidencia de este tumor.

Cuando da síntomas puede ser por tres motivos distintos:

Primero, porque como está ubicado en una estructura muy estrecha y con muchas estructuras alrededor, pueden aparecer síntomas por el crecimiento de un tumor y la comprensión de las estructuras vecinas. Esto puede dar lugar, por ejemplo, a cefalea (dolor de cabeza), mareos, o, incluso, problemas visuales por afectación de los nervios ópticos o visión doble, por afectación de los nervios que regulan el movimiento de los ojos. Por otro lado, en la hipófisis se fabrican distintas hormonas.

Si hay un tumor que crece y comprime la hipófisis normal, las hormonas que en condiciones normales se fabricarían no pueden hacerlo y pueden aparecer síntomas derivados de la falta de estas hormonas, como, por ejemplo, cansancio, malestar, alteraciones en el ritmo menstrual o alteraciones incluso, en la libido.

Por otro lado, algunos de estos tumores pueden ser funcionantes, es decir, que fabriquen algunas de las hormonas que se producen normalmente en esta hipófisis.

Entonces, los síntomas dependerán en función de la hormona que se esté fabricando en exceso.

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?